Header Ads

El macrismo entró en el pasado

(Un analisis del periodista Hernán Brienza)

¿Por qué digo que el Macrismo entró en el pasado? Sencillo porque terminó de romper el contrato que había realizado con su propia clientela. Hasta hace pocos días, los antimacristas confesos, los convencidos, los kirchneristas, por ejemplo, eran los únicos que atacaban hasta el cansancio y el aburrimiento al gobierno de Mauricio Macri.

Pero se produjo un cambio de humor en la sociedad argentina en los últimos tiempos. Nada lo resume mejor que la frase “al final este tipo gobierna sólo para los ricos”…

Esa frase hace irreconciliable a Macri con el sector del electorado de los sectores bajos y medios que lo votaron. Es decir, él ya no los representa, quebró sus expectativas. Los traicionó…

La última gota que rebaso el vaso fue lo del correo…

Pero como ustedes saben yo soy de los que piensan que el tema de la corrupción funciona sólo como catalizador de otros descontentos, pero en realidad, en términos colectivos no mueve el amperímetro político…

De hecho, los votantes del macrismo ya sabían de los corruptos que eran Macri y su banda…

Por lo tanto el disgusto con Macri viene de antes… Claro, lo de jubilados también influyó… Porque hizo patente la desigualdad de criterio… “favorezco a mi papá, arruino a los papás de todos ustedes”…

Pero en la frase: “gobierno sólo para los ricos” se encuentra una clave importante… ¿Por qué? Porque la envidia mueve a los seres humanos y porque nadie quiere que los más beneficiados saquen más ventajas…

Sencillo, como en las películas… “nadie quiere que gane el más fuerte, el rico y el más malo… todos queremos que gane el chico bueno y humilde, todos nos sentimos Rocky Balboa”… Bueno, Macri demostró que gobierna para los malos de la película…

Ustedes se preguntarán que es entrar en el pasado… Bueno, esto no significa que Macri renuncie mañana… significa que ya no es una opción sería excepto para los fanáticos y para aquellos que creen que seguir apoyando a Macri les da algún tipo de lustre (no banalicen esta variable) pero para el resto no tiene nada que ofrecer… porque “gobierna para los ricos”…

Excepto que el Macrismo haga kirchnerismo, cosa que no puede hacer, el Macrismo está entrampado en su laberinto ajustador y saqueador como en el que cayó la primera Alianza de 1999-2001.

Obviamente, el proceso será más largo y más agotador… Pero tiene fecha de caducidad…

Esto significa que el descontento lo capitalizará el Kirchnerismo. No creo. Posiblemente, lo aproveche la antipolítica o un nuevo engendro mediático… Excepto que el Kirchnerismo sea inteligente como para mostrarse como superador del macrismo y del propio Kirchnerismo (no lo descarten, tampoco).

Sólo si el Kirchnerismo evita caer en el mero ejercicio autoreivindicatorio y proponerse en cambio como un arma cargada de futuro podrá recuperar a aquellos sectores con los cuales se divorció en los últimos años…

Pero tomen nota de algo… los periodistas mercenarios -los que van y vienen más allá de las ideas propias- ya se empiezan a despegar, ya huelen que la sociedad rompió su idilio con Macri.

Ya no importa si pone cara de buenito o no, ya no importa si corrige cuando se equivoca y vuelve a fojas cero… Ya no hay pesada herencia que lo salve…

Podrá distraer con balas de sebita… Pero su estrella se apagó…

Fuente: http://nacionalypopular.com/2017/02/18/el-macrismo-entro-en-el-pasado/

No hay comentarios